Categorías
Combinaciones

Interiores en blanco y negro.

Aunque esta combinación puede aplicarse en interiores clásicos, lo más común es incluir blanco y negro en decoraciones modernas y minimalistas. A un estilo minimalista esta es la dupla de colores que mas le sienta.

Generalmente en un interior donde se apuesta por estos tonos puede trabajarse de dos formas: una es utilizar el blanco como “color” de base en la pintura de las paredes y los suelos, e incluir muebles, algunas telas y complementos decorativos en negro.

Otra forma es justamente lo contrario, la base de negro que puede estar dada por las paredes o revestimientos oscuros, suelos y telas, utilizando el blanco en distintos objetos como otras telas y complementos. Aunque seguramente ésta es una forma más arriesgada, y útil solo en ambientes espaciosos.

Muy usualmente se suele cortar el contraste con el toque de un color distinto. Luce de gran belleza una planta de interiores, una flor, una tela, una pequeña pared distinta o cualquier complemento decorativo para dar un toque distintivo.

Síguenos en RRSS
Categorías
Combinaciones

Las paredes en color amarillo.

Es un color vivo, alegre y cálido. Toda la gama de colores amarillos son especiales para dotar de iluminación los ambientes. Se trata de un color que incita a la comunicación entre las personas y el buen humor, por lo que es óptimo para zonas comunes, salón, cocina, comedor, bufetes, aunque las tonalidades demasiado intensas pueden llegar a ser agobiantes y causar nerviosismo. No apto para habitaciones de bebés.

Vainilla, maíz, sol son los nombres mas comunes de muchas de las distintas tonalidades, de las mas suaves a las mas intensas acercándose a los tonos ocres. Dentro de la carta RAL podemos encontrar diversas tonalidades amarillentas precedidas por el número 1, desde el 1000 al 1032.

¿Con qué colores combina?

En un esquema tonal iría junto a amarillos más oscuros o suaves, siendo una elección sencilla y fácil de lograr. En un esquema armónico con verdes y naranjas, originando un ambiente armonioso, apacible e iluminado. Y en un esquema de contraste con violetas, púrpuras y azules. Sin duda los colores neutros son buenos acompañantes especialmente el blanco, blanco roto y gris.

Se lleva perfecto con maderas oscuras y claras, armonizando con las segundas y haciendo que las maderas oscuras- como cerezo, wengué o nogal- se destaquen en el conjunto.

Síguenos en RRSS